domingo, 14 de octubre de 2012

Strength of the world

3-Mira, si los humanos nos distinguimos de los animales es por nuestra capacidad de razonar. En esencia, no hay más.

2-A ver, te voy a poner un ejemplo. Mi perra abre las puertas de casa. Con las patas. Eso ha debido aprenderlo, algo ha tenido que razonar, ahí.

1-Lo ha aprendido por imitación, sencillamente. Quiero decir: ha visto cómo tu lo haces y, por lo tanto, a fuerza de verlo ha terminado por asimilar que así se abre una puerta.

3-Estoy de acuerdo. Si ha logrado hacerlo es a base de observación. Probablemente. Pero, cambiando de ámbito. ¿Cómo es posible que un humano se dé cuenta que, plantando una semilla, crece una planta?

1-Lo aprendieron a base de desplazarse de un territorio a otro. Siendo nómadas, recolectaban lo que encontraban en zonas ya localizadas, de forma que terminaron por establecerse en esos terrenos. Cómo inventaron la agricultura, es un misterio.

2-Bueno, la evolución.

3-¿Por qué los humanos tenemos funciones superiores? Por tener mayor corteza cerebral. Ahí se sitúan las zonas de la memoria, el lenguaje y los sentidos.

1-¿Y los neandertales?

2-Eran más bajos pero más fuertes. Se suponían más inteligentes, pero también es cierto que eran pacíficos. Selección natural.

3-¿Selección natural? Hemos trasladado conceptos darwinianos que se suponen pertenecientes a la naturaleza a la sociedad humana. ¿Ascensión social? No deja de ser una forma de competitividad. Mirad, el hecho de que estemos aquí, tomando una cerveza, es fruto de un proceso social que debe pasar por un filtro. Que podamos hablar de esto también lo es, que vistamos ropa. Hoy en día, todo es competición. Hay que ser el mejor en lo que se hace. Si se es el mejor en todo, perfecto. Vivimos anclados en un materialismo recalcitrante que pasa por un filtro. Un filtro que actúa de motor del mundo.

1-¿Te refieres al dinero?

2-Eso es verdad... todo se puede traducir y convertir en dinero, hasta el punto de que nuestras vidas pueden medirse en dinero desde muchos puntos de vista.

1-No lo sé... quizá hay más cosas en el mundo.

3-Pero el auténtico motor, la fuerza del mundo, es el dinero. A menudo es el dinero lo que motiva a las personas a hacer una cosa u otra, a tomar decisiones arriesgadas jugándose la integridad, ya sea moral o física. Vaya, eso creo yo. Y supongo que vosotros también.

1-La selección natural se mide ahora en dinero. Los poderosos están arriba en una cadena evolutiva social que se antoja casi indestructible. Dios, qué buena está la cerveza.

2-Quien tiene dinero, gana más dinero. Los que vivimos al día tenemos una soga al cuello que periódicamente nos aprieta más. Pero eso puede cambiar, ya sabes. Con esfuerzo y suerte.

3-Sí, claro, pero cada vez es más complicado. Los que tienen dinero no están interesados en nuevos miembros en su club. Ellos, en su nube, están bien, dirigiendo el mundo, explotándolo para conseguir más dinero. ¿Y, entonces, qué es el dinero?

1-Lo que pasó de ser un mero trueque ahora es el mayor veneno del mundo.

3-Sí, pero el dinero da poder. Y es el poder lo que anhelamos todos los seres humanos. Sin excepción.

2-No estoy de acuerdo... no todo el mundo lo quiere.

3-Quien lo quiere, lucha a muerte por conseguir ese poder. La lucha por el poder mueve el mundo, y su sangre es el dinero. No hablo de lucha de clases; los límites entre éstas son difusos, no son claros. Me refiero a otra cosa: las guerras en Occidente se libran en despachos, en salas de reuniones. Quien sangra, lo hace con dinero. El dinero es la sangre de la humanidad. La fuerza del mundo.

1-¿Y el mundo es poder? Estamos hablando de un pedazo de tierra gigantesco donde hay seres vivos.

2-Pero todo se mueve en un nivel abstracto.

3-Estamos tan concienciados de que el dinero es nuestra sangre que nos dejamos cada día la piel por conseguir un poco más. A mayor cantidad de dinero, más poder. Envidia, avaricia. El afán de poder.

2-Ya, bueno, los seres humanos siempre vivimos en abstracto. Confiamos en un banco que nos guarda un dinero. La manifestación de esa tarea son unos números en una pantalla. La mayor abstracción del dinero.

1-Pero pisemos un poco el suelo y pensemos: no debería ser así. Somos seres biológicos. Materia.

3-Muchas veces he pensado en esos términos y luego todo se revela mucho más sencillo, pero lo cierto es que esa simplificación se vuelve completamente inútil. Todo termina por deshilacharse porque no podemos abarcarlo todo.

2-Ni en un nivel abstracto, ni en otro concreto. ¿Hay forma de entenderlo todo de un golpe?

3-Sí. En términos económicos. Todo puede comprarse y venderse: objetos, buenas acciones, intenciones. Los sentimientos. Si te pago lo suficiente, puedo hacer que arrebates una vida.

2-Pero, entonces, ¿existe la libertad?

1-Parece que sólo existe la esclavitud hacia el dinero.

3-El dinero es el mediador hacia el poder. Y el poder, por definición, limita las libertades. Si nos vemos a nosotros mismos como esclavos del dinero, ya nos hemos definido en esa posición como tales y asumimos que nuestro amo es el dinero. Por lo tanto, quien posee ese dinero nos posee a nosotros, pero no como a  seres biológicos, sino como a seres humanos.

2-Evolución.

1-Selección natural.

3-La fuerza del mundo.

2 comentarios:

  1. ¿Todos ansiamos el poder? Hay a quien le asusta el poder, incluso el poder sobre uno mismo. El poder implica tomar decisiones en todo momento. Hay gente que ni siquiera quiere tener ser dueño de su propia libertad, tener poder sobre ella. ¿Por qué les asusta tanto? ¿Qué se esconde más abajo? ¿Somos unos más evolucionados y otros menos? ¿Hay quien está destinado a ser la base de la sociedad, la base del mundo, a trabajar; y hay quien está destinado a dirigir a esa sociedad?
    Pero entonces, ¿existe la libertad? ¿Acaso alguna vez ha existido? ¿No será un ideal romántico más?
    Por cierto, me ha gustado mucho.

    ResponderEliminar
  2. Desde mi punto de vista, de un tiempo a esta parte todos aquellos conceptos que antes tenían un peso específico y una elevada consideración han ido perdiendo su contenido progresivamente; tal es así que, por ejemplo, podemos usar términos como "libertad" o "progreso" casi como si fueran comodines, en cualquier contexto. En función de éste adquieren un significado u otro. ¿Quién puede definir correctamente lo que es la libertad? ¿Existe una definición que apunte directamente a su esencia y que la delimite adecuadamente? Hay demasiados matices. Si ya pensamos en seres sociales, la libertad sólo es posible en tanto que uno puede tomar decisiones que sólo le afecten a él y que no entren en contradicción con las leyes (producto humano que limita las libertades, pero necesario) y con la libertad de los otros seres sociales que conviven con él.

    La libertad puede ser un ideal, pero el poder no lo es. ¿Qué es el poder? ¿Quién lo mantiene? ¿Puede ser señalado o, por el contrario, es una suerte de red de influencias cuyo epicentro no puede localizarse con exactitud? Quien ejerce el poder lo hace porque puede hacerlo. Y porque, al fin y al cabo, la mayoría de los seres humanos lo desean.

    ResponderEliminar