martes, 19 de mayo de 2015

Automático

Levantarse. Tostada y café. Ducha y lavarse (bien) los dientes. Bragas, sujetador, desodorante. Pantalones, camiseta de tirantes. Peinarse, peinarse y maquillarse. Cambiar camiseta por camisa, bailarinas. Bolso, cerrar la puerta. Autobús, sacar billete. Comprar café y (Dunkin) donut. Hola, ¿tengo llamadas?

Firmar, maletín. Comprobar cuentas. Encender ordenador. Comer. Comprobar cuentas. Cuentas. Cuentas.

Sacar teléfono. Hola, bien. Entregar informes. Salir por la puerta. Bajar escaleras. Hola, cariño.

Ir a cenar. Sonreír. Pidieron la cena y él cogió una de sus manos.

–Anda, tienes un manchurrón de tinta.–dijo.

Ella miró la mancha, sin recordar cómo se había manchado. ¿Mancha? Bolígrafo. Escribir. Cuentas.

–¿Puedes creerte que no sé cómo me lo he hecho?

Rieron. Él, animado, pidió otra botella de vino. Ella miró fijamente sus ojos, aquellos ojos que tantas noches en vela habían provocado.

–¿Sabes?–dijo ella.–Me gustaría que esta noche no terminara nunca. Quiero estar siempre así contigo, y tú conmigo. Así soy feliz.

Bajó la mirada. Él alargó la mano y le acarició la cara, sin decir nada. Ella rozó la mano a su vez. Su piel intentó capturar la presión de la yema de los dedos de él como si trazaran un tatuaje y ella se estremeció.

Pidieron la cuenta. Ella cogió una de sus manos y la apretó, como si quisiera confirmar que sí, que era su mano y no otra. Alzarse en el cielo, regresar al primer instante y congelarlo en el tiempo. Se separaron, pues ella debía levantarse pronto al día siguiente. Levantarse pronto para trabajar. Trabajar. Cuentas. Una vez. Otra vez.

Un laberinto del que no se sale. Ariadna perdió el hilo y tú, pobre infeliz, quedarás atrapada dentro para siempre. Ícaro, héroe de la Esperanza, lo intentó. ¿Quién eres tú para pensar que puedes lograr tal gesta? Automático.

Paris secuestró a su amada y pronto recibió su castigo. Soy tu Menelao y quiero venganza, quiero que vivas en un ciclo eterno del que nunca, nunca jamás, saldrás. Automático.

Pequeñas treguas que convierten la espiral en líneas discontinuas. Aprovéchalas.

Abrir la puerta. Quitarse los zapatos. Pantalones, camisa, sujetador. Ponerse camiseta. Encender la televisión. Televisión. Servir (GinMare) con tónica (india). Cigarrillo. Apagar televisión. Lavarse (bien) los dientes. Desmaquillar, desmaquillar. Cama. Echar de menos. Automático.


¿Echar de menos qué?

No hay comentarios:

Publicar un comentario